Por qué no actualizo el canal 3D

Casi nadie verá esto pero allá voy. El año pasado me mudé y estoy viviendo en una casita muy destartalada que requiere una reforma integral. Vivir en el campo es un sueño hecho realidad, pero llegué sabiendo que el primer año iba a ser duro: casi todo mi tiempo se lo lleva el trabajo y mejorar el hogar, día tras día. 

Hay tanto por hacer que mi última preocupación es YouTube. Los ratos libres son para estar con mis padres y quererles mucho, hacer ejercicio y relajarme con esos videojuegos antiguos de los que me gusta escribir. Y leer, últimamente leo poco. Me apena no actualizar un canal con casi seis mil seguidores en el que suelo recibir comentarios preciosos, como el de una chica que aseguró haber aprendido más conmigo que en un año de carrera. Que me digan algo así es... no lo sé, es un elogio para el que no estaba preparado, todavía le doy vueltas. Pero hay tanto por hacer que mi última preocupación es YouTube. 

El futuro de mi canal 3D tal vez sea inexistente, quedaron dos o tres vídeos pendientes, pero salvo eso, no hay mucho más que pueda aportar y que otros no hayan hecho ya. Además, las impresoras 3D caseras no han sufrido una gran evolución en cuanto a su forma de trabajar y manejo. No soy youtuber, no tengo nada que venderte, te cuento la verdad: tu impresora de hace cinco años puede ofrecerte tan buenos resultados como las de hoy. Y la mayor parte de lo que aprendiste, sigue vigente.

Va a hacer 10 años que tengo una impresora en casa, ¿me pongo a explicar las mismas cosas que en la década pasada para tener nuevos vídeos y más visitas? ¿a hacer vídeos con reclamitos como las mejores y las peores impresoras de este año? ¿a suplicar a empresas que me envíen material para analizarlo en casa? Eso es hacer el tonto y reírte de tu audiencia. La impresión 3D es un hobby muy bonito, no lo convirtamos en una obsesión por estar a la última y empujar a la gente a gastar una fortuna cada dos años.

Si en algún momento consigo terminar la habitación en la que uso el ordenador (tengo un suelo de cemento que se descascarilla y un techo con cuatro troncos y paja, ¿no te lo crees?), grabaré los tres o cuatro vídeos que quedaron pendientes. Y a partir de ahí, haré vídeos cuando haya diseñado alguna pieza para mí y quiera compartirla por si a alguien le sirve. Pero a menos que haya una revolución en la impresión 3D casera, algo muy pero que muy gordo, no tiene sentido publicar muchos más vídeos. Ya hice cuanto pude, no deseo que miles de seguidores pierdan el tiempo con nuevas publicaciones si no van a aportar nada.

Desde el primer día consideré estas máquinas indispensables en cualquier taller, el sueño de artistas, diseñadores e inventores, pero sobre todo, indispensables en los colegios para echar a volar la imaginación de los niños. El aprendizaje que proporcionan construyéndolas tú mismo y diseñando tus piezas es inmenso, pudiendo imprimir decoración para el hogar o cambiar la vida de un animal solventando sus problemas de movilidad. Pero lo que no voy a hacer es subir tonterías trilladísimas sólo para tener contenido nuevo. Y con el poco tiempo que tengo, lo que nos faltaba, perderlo en basura mientras me río de ti.

Un abrazo muy grande y no dejéis de hacer cosas de forma desinteresada por los demás.

Si mi contenido te entretiene o te parece útil...
El algoritmo es despiadado con los canales pequeños. Si me sigues y participas, sabré que lo que hago te interesa.

LV-481 | Taller 3D de Alexei | El Santuario de Saturno

Mis herramientas, capturadora, micrófonos...
En mi escaparate de Amazon encontrarás el equipo que uso habitualmente aquí y en mis canales. Si compras, recibiré una comisión que me ayuda a mantener mis proyectos en internet.






Alexei

Gracias por visitar mi web personal


¡Hola, visitante! Soy el autor de los canales LV-481, Taller 3D de Alexei y Saturn Shrine en YouTube. En esta web recopilo algunos de mis pasatiempos y proyectos: análisis retro, mods, electrónica, impresión 3D, diseño, DIY... Muchas gracias por visitar mi web personal, espero que encuentre algo de tu agrado.