Alex Kidd in Miracle World

El mérito de este título es incuestionable. En vez de clonar el Super Mario Bros. de una Nintendo que campaba a sus anchas, SEGA creó un juego tan personal, complejo y completo, que de haber sido Master System la vencedora de su generación, estaría considerado por el gran público como uno de los mejores juegos de la historia.

SIN TÍTULO - Todos los derechos reservados.