Virtua Fighter

Portado desde la placa Model 1 al hardware doméstico de Saturn por el mismísimo equipo AM2, Virtua Fighter fue el título más importante de cuantos debutaron junto a la 32 Bits de SEGA. Si alguna vez has jugado a Tekken, Dead or Alive o Soul Calibur, aquí tienes al pionero de la lucha estilo uno contra uno que inició la locura por las tres dimensiones.

Klax

A mediados de 1989, al quedarse Atari sin la posibilidad de editar más juegos de Tetris, dos de sus empleados concebieron en tiempo récord un nuevo puzle con todos los ingredientes para ser un rotundo éxito. Totalmente original, con mécanicas de juego propias y un estilo artístico muy llamativo, Klax fue un icónico puzle de los 90. Este análisis corresponde a la versión Mega Drive, pero sirve de referencia para cualquier plataforma.

Alex Kidd in Miracle World

El mérito de este título es incuestionable. En vez de clonar el Super Mario Bros. de una Nintendo que campaba a sus anchas, SEGA creó un juego tan personal, complejo y completo, que de haber sido Master System la vencedora de su generación, estaría considerado por el gran público como uno de los mejores juegos de la historia.

Sol-Feace

La banda sonora de Motoi Sakuraba transforma este correcto shoot ’em up del Wolf Team en un compacto altamente recomendable. Acompañó al Mega-CD en su lanzamiento japonés de 1991, aunque en Europa no lo conocimos hasta dos años después.